Responder al comentario

Al principio, me pareció un juego muy simple, pero a medida que íbamos jugando y compitiendo, me di cuenta de que el aprendizaje era mayor de lo esperado, no sólo por que nos fijábamos y aprendíamos a distinguir los posibles lunares peligrosos, sino porque crecía el interés por saber más acerca del melanoma.y la concienciación sobre los peligros a los que a veces nos sometemos inconscientemente.

Respuesta

El contenido de este campo se mantiene como privado y no se muestra públicamente.
CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres que aparecen en la imagen.